22 de junio de 2011

Volar

Resintiéndome a que el realismo me domine por completo
y quiera hacerme bajar las alas...
Sigo en la lucha contra la tiranía de lo predecible
que escribe sus lápidas en el cementerio de sorpresas.
Abro las alas, siento el viento en la cara,
Siento como me despeina las ideas.
Me arrojo al vacío, y lo lleno de convicción y ganas.
No necesito paracaídas, prefiero vivir cayendo,
antes que permanecer en la comodidad de la monotonía.
Siempre hay un colchón de sentimientos que aminoran el posible golpe.
Siempre hay alguien que me hace seguir creyendo.
Siempre vale la pena intentar volar.


17 comentarios:

Pablo dijo...

"siento el viento en la cara" Nada mejor como recibir el viento que viene del más allá, para que nos refresque el alma. Terminás el poema con un mensaje muy alentador: "siempre hay alguien que me hace seguir creyendo, siempre vale la pena intentar volar". Hermoso.
Beso.

Jardinero del Kaos dijo...

Me debes algo del copyright a mi y algo a Grant Morrison, aletea que "el aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un Tsunami al otro lado del mundo"
"El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo". para eso estamos acá no???

Mariana dijo...

Muy bueno!!! Me encantó la última parte! Gracias por pasar! Besos que andes bien!

El peor dijo...

Muy bien señalado lo de el efecto Mariposa..
Con la llegada del invierno yo siento venir el sol, que naturalmente y por cuestiones que nos exceden comienza a volver lentamente a este páramo.. a alargar los días.. a inundar de flores y colores la vida.. en fin. Muy lindo lo que escribiste. La imagen acompaña. Respecto a lo de mi escrito, ya me encontré y ya estoy saliendo, creo :)

Besos, Mariposa

A.Torrante dijo...

No necesito paracaídas, prefiero vivir cayendo,
antes que permanecer en la comodidad de la monotonía.

Creo que ninguna de las opciones es válida, pq el paracaidas no te impide caer, sólo amortigua el aterrizaje. Y hay que hacerlo bien, sino podés terminar con las rodillas en los hombros.

Y caer es también monótono, sólo que sin paracaídas es más rápido.

Hay otras opciones, seguir volando, desplegar las alas y sólo flotar, o tomarse un respiro en alguna rama, roca o flotando en un lago o mar, hasta decidir qué hacer.

diego dijo...

casualidad o causalidad? ... el principito

ah... la gravedad ... que nos seduce tanto, no?

pedrojescritor dijo...

Si nos cortan las alas nos cortan la vida, hay que intentar volar y agrandar el espacio que nos rodea para poder hacerlo en libertad.
Saludos.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

y si ers hermosamente frágil y liviano como el Principito, lo lograrás...

Siempre se puede volar...


Un saludo

Berserkwolf dijo...

simplemente genial jaja como para recordarme colocar un fulgor jaja en mi firmamento jeje

mflorencia dijo...

siempre que creas que vale la pena, estás haciendo crecer las alas.


un beso mariposa (que no creo que sea coincidencia el seudónimo.)

Leo Mercado dijo...

A veces cerrar los ojos es volar.
Besos.

Dany dijo...

La comodidad de la monotonía a veces nos pide cosas peligrosas para dejarnos salir...solo nos termina atrapando más. Un beso.

Mariposa dijo...

Pablo: Gracias! el viento acomoda mis ideas siempre. Beso!
Jardinero: que te puedo decir que ya no sepas? Me parece mucho cambiar el mundo, pero nada insignificante seguir aleteando Te quiero!
Mariana: Gracias!! Nos seguimos leyendo ;)
Peor: Que venga el sol rapido! Si de mi dependiera viviria viajando, para que mi vida transcurra de verano en verano. No me gusta el frio :(
A.Torrante: Tomo sus opciones, sigo volando! Gracias!
Diego: ambas, pero sin gravedad por favor
Pedro: primero intentaré hacerme el espacio, despues lo agrando. Me pase por tu blog, me gusto mucho, asi que nos seguiremos leyendo!
Francisco: "Siempre se puede volar" asi lo creo! Me ecanto tu espacio! tambien anduve por ahi. Nos seguimos leyendo!
Berserkwolf: Como anda tanto tiempo? Cuando nos va a seguir hablando de los sueños? Beso!
Flor: pase por tu amanecer... Gracias ;)
Leo: su alumna agradecida por que visite este cementerio. No tengo muchas virtudes... pero volar lo logro con los ojos cerrados y abiertos tambien!
Dany: No a la monotonía, es una comodidad que dura poco. Beso!

kpd dijo...

desplegar las alas y volar es estar
vivo!
besosss

Nicolás Nunca dijo...

Gracias por venir.
Me encantó este texto tuyo.
Siempre llegan las esperanzas.
En un lugar del otro espejo te aguardo.
Vení a contarme tus últimas dudas
y tus recientes certezas.
Un placer leerte.
Me emocionaron unos post tuyos.
y si,
soy sensible...
qué hacer?

Un gran abrazo gran.


Nicous

Pablo Gungolo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Ramiro dijo...

La poesía siempre me ha gustado mucho y si encima se combina con el hecho de volar mucho mejor, ya que cada vez que puedo trato de conseguir vuelos baratos para disfrutar de poder conocer diversas ciudades lejanas